Poner límites a la responsabilidad

Una solución para poner freno a la responsabilidad por parte del empresario individual puede ser la sociedad unipersonal, pero antes de adentrarnos en este mundo apasionante que nos ofrece una sociedad unipersonal, tenemos que hablar de la Sociedad de Responsabilidad Limitada, que es de donde viene.

planes_de_contingencia_para_la_pyme

Sociedad de Responsabilidad Limitada

Socios: Mínimo 1

Capital Social: Mínimo 3.000€

Responsabilidad: Limitada al capital aportado

Fiscalidad: Impuesto sobre sociedades

En rasgos generales es una sociedad de carácter mercantil en la que el capital social, estará dividido en participaciones sociales, indivisibles y acumulables, se integrará por las aportaciones de todos los socios, quienes no responderán personalmente de las deudas sociales porque la responsabilidad se limita a la capital aportado.

Se caracteriza por:

Tiene carácter mercantil, cualquiera que sea la naturaleza de su objeto y personalidad jurídica propia.

En su denominación deberá figurar la indicación “Sociedad de Responsabilidad Limitada”, “Sociedad Limitada” o sus abreviaturas “S.R.L.” o “S.L.”.

El capital social, constituido por las aportaciones de los socios, no podrá ser inferior a 3.000 euros. Deberá estar íntegramente suscrito y desembolsado en el momento de la constitución.

Sólo podrán ser objeto de aportación social los bienes o derechos patrimoniales susceptibles de valoración económica, en ningún caso trabajo o servicios.

Las participaciones sociales no tendrán el carácter de valores, no podrán estar representadas por medio de títulos o de anotaciones en cuenta, ni denominarse acciones.

La transmisión de las participaciones sociales se formalizará en documento público.

Se puede constituir de dos formas: telemática (más delante hablaremos sobre las constituciones telemáticas) y presencial.

Y ahora sí que estamos preparado para hablar, de nuestra protagonista de hoy:

Sociedad unipersonal

Aquí tenemos la respuesta a la aspiración del empresario individual a su actividad con responsabilidad limitada frente a sus acreedores, lógico ¿no?

Pueden darse dos tipos de sociedades unipersonales:

    1. La constituida por un único socio, sea persona natural o jurídica.
    2. La constituida por 2 o más socios cuando todas las participaciones hayan pasado a ser propiedad de un único socio.

Este tipo de sociedad necesariamente tiene que hacer constar en escritura pública (inscribirla en el RM), la constitución de la sociedad de un sólo socio, la declaración de haberse producido la situación de unipersonalidad a consecuencia de haber pasado la propiedad de todas las participaciones a un único socio. También es necesario inscribir la pérdida de la situación de unipersonalidad, o el cambio de socio único, como consecuencia de haber transmitido parte o todas las participaciones sociales.

Es obligatorio hacer constar la identidad del socio único en la inscripción registral.

También hay que tener en cuenta que durante todo el tiempo que la sociedad esté en la situación de unipersonalidad, se tiene que hacer constar en toda su documentación, (facturas, pedidos, presupuestos….) así como en todos los anuncios que tenga que hacer por disposición legal o estatutaria, ahora tiene que poner S.L.U.

En la situación de unipersonalidad, el socio único ejercerá las competencias de Junta General.

Fuente: http://avie.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s