Empresario Autónomo y Administrador ¿nómina o factura?

Es muy frecuente entre los autónomos que crean una sociedad que tengan dudas. Que tengan dudas en general (es normal) pero hay una duda que es bastante común en todos, la manera en que deben retribuir sus servicios, ¿nómina o factura? Las dos opciones son validas dependiendo de la situación.

multitarea

En términos generales, las cantidades satisfechas por la sociedad a su socio-administrador son deducibles si:

  • Está previsto su abono en los Estatutos de la sociedad
  • Consta la prueba de su dedicación personal a las labores de gerencia de la empresa, su nómina y la correspondiente alta en la Seguridad Social.

No hay verdades absolutas y este tema no iba a ser una excepción, hay que tener en cuenta:

Si el socio posee como mínimo el 50% de la sociedad, no puede cobrar nómina como empleado ¿y ahora qué hacemos? En este caso, hay dos opciones:

  • Si los estatutos de la sociedad lo contemplan, puede cobrar nómina como administrador aplicándole una retención del 42%, por lo menos por el momento. La retención del 42% en la nómina del administrador de la sociedad, inicialmente estaba prevista para los años 2012 y 2013, se prorrogó al año 2014 y tendremos que esperar para ver si volvemos al 35% en el año 2015.
  • Cobrar como autónomo, facturando sus servicios, con IVA del 21% y retención del 21%, excepto para los nuevos autónomos, en el año en que se dan de alta y los dos siguiente, con la condición de no haber realizado ninguna actividad en el año anterior, la retención será del 9%. En estos casos el socio debe poder demostrar a Hacienda que tiene una sede propia dotada con medios de producción propios en la que puede ordenar su trabajo sin una relación de dependencia directa ni de ajenidad con la sociedad a la que factura. Si no es posible demostrar esto, deberá tener una nómina como administrador.

Si el socio posee menos del 50% de la sociedad, hay que ver la naturaleza de los servicios que se cobran:

  • Si son servicios de administrador, siempre que los estatutos lo contemplen, podrá cobrarlos con una retención del 42%
  • Si se trata de otros servicios profesionales, hay que tener en cuenta la calificación de los mismos:
    • Si se califican como trabajo por cuenta ajena, cobrará una nómina con la retención que marquen las tablas.
    • Si se califican como trabajo por cuenta propia, debe emitir factura con IVA y retención del 21%, igual que en el caso anterior, es importante poder contar con sede y medios de producción propios y no incurrir en una situación de dependencia y ajenidad.

La retribución de los Administradores debe figurar en los estatutos de la sociedad y puede adoptar diferentes formas. Cualquiera que sea la forma en la que figure en los estatutos, la retribución a los administradores es un gasto contable, si los estatutos prevén el carácter remunera del cargo. Cuando los estatutos no permitan determinar la forma precisa de su importe, no es un gasto deducible .

Cuando los administradores no son socios de la compañía, su retribución debe estar fijada en los estatutos sobre los cuales el administrador no ha tenido ninguna influencia, su retribución no debería estar dentro del régimen general de las operaciones vinculadas, el cual debería aplicarse al resto de operaciones que los administradores realicen con la entidad.

Tratándose de socios de la entidad a la que prestan su trabajo, cualquiera que sea el régimen de la Seguridad Social de este trabajador, el importe de su retribución se considera gasto de personal para le compañía que se lo podrá deducir a efectos fiscales, siempre que responda a la prestación de servicios personales para las actividades desarrolladas por la sociedad y no retribuyan capitales propios aportados por los socios.

En el supuesto de un administrador único, socio único y dueño de la mayoría de las participaciones de la Sociedad Limitada, en régimen especial de autónomos, en relación con la calificación de las rentas percibidas, se ha interpretado lo siguiente:

Si el cargo de administrador es retribuido, debe figurar en los estatutos de la sociedad así como el sistema de retribución. En este caso, las cantidades percibidas son consideradas rendimientos del trabajo.

Si en los estatutos de la sociedad el cargo de administrador figura como gratuito, las percepciones se pueden calificar de rendimientos del trabajo si se derivan de una relación laboral, ordinaria o especial. Para la cuantificación de las retribuciones derivadas del trabajo deben tenerse en cuanta las normas sobre operaciones vinculadas. En caso contrario, se calificarán de rendimientos del capital mobiliario procedentes de la participación en los fondos propios.

Las cuotas del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos del administrador satisfechas por la empresa, constituyen una retribución del trabajo en especie y es la empresa la que está obligada a practicar el ingreso en cuenta. Si la empresa paga al administrador para que éste haga frente a las cuotas de autónomos, se considera renta dineraria.

Las cantidades satisfechas por la sociedad a sus socios trabajadores son deducibles siempre que respondan a la prestación de servicios personales para las actividades desarrolladas por la sociedad y no retribuyan capitales propios aportados por los socios, con independencia de su régimen de afiliación a la Seguridad Social que les corresponda.

¿Tienes dudas? mándame un correo a tengodudas@cookingempresas.com te contesto lo antes posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s